Refrigeración naval

Las plantas frigoríficas marinas son utilizadas para la congelación de pescado, mantenimiento de producto fresco o congelado, mantenimiento de carnes, frutas y hortalizas.

Como refrigerante se utiliza en la mayoria de los casos refrigerantes fluorados.

Las generación se logra mediante la utilización de compresores reciprocantes y de tornillo.

Las capacidades son calculadas de acuerdo a los requerimientos de la prestación, considerando las restricciones de espacio, potencia eléctrica de los buques, seguridad, confiabilidad y larga vida útil.

Como evaporadores de bodega se utilizan los del tipo estáticos o forzados de acuerdo al tipo de producto a almacenar y al espacio.

La congelación se logra mediante tuneles de congelado o congeladoras de placas.

El sistema de condensación por medio de condensadores de casco tubos con construcción apta para operar con agua de mar.

Las premisas de toda planta son tamaño, seguridad, confiabilidad, eficiencia y durabilidad ante el ambiente marino.